En junio de 2019 arrancábamos con un proyecto muy estimulante. Nos habían propuesto revisar/rehacer el procedimiento de extracción de sangre arterial para gasometría mediante punción arterial y se nos ocurrió hacerlo de una manera novedosa.

Junto a mi compañero el Dr. Gorka Vallejo, enfermero y profesor asociado en la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) reclutamos un grupo de revisores formado eminentemente por antiguos alumnos nuestros. La mayoría de ellos habían sido, de una forma u otra, entrenados por nosotros en materia de escritura científica y revisión de la literatura (de hecho, con algunos ya habíamos trabajado en alguna revisión sistemática sobre la técnica de gasometría arterial), por lo que sabíamos que iba a ser muy fácil coordinarnos.

A finales de verano ya teníamos el borrador final y tras un proceso de revisión externa, en febrero de 2020 hemos visto publicado el resultado.

La guía de procedimiento de punción arterial para gasometría (en población adulta) esta disponible para descargar aquí.

Este documento contiene algunas discrepancias con respecto a las recomendaciones (argumentadas en la literatura científica más actual) de otras guías similares. Paso a comentarlos brevemente:

 

Maniobra de Allen

La maniobra de Allen no ha demostrado ser un método válido para el cribado de déficit de circulación arterial de la mano y no es un buen predictor de isquemia palmar. Su utilidad en la punción arterial es inconsistente.

 

Anestesia mediante amidas subcutáneas/intradérmicas

La anestesia con lidocaína/mepivacaína inyectada localmente es una maniobra dolorosa que, en ocasiones, puede generar mayor malestar que la propia punción arterial. La anestesia local de forma previa a la gasometría debe ser evaluada individualmente, explorando las preferencias del paciente y valorando la dificultad de la ejecución técnica.

 

Manejo del dolor iatrogénico derivado de la punción

Cuando la inyección de amidas subcutáneas no está indicada, pueden utilizarse medidas para mitigar el dolor, como el uso de agujas finas o de inyectores a presión sin aguja de mepivacaína.

Las cremas anestésicas (tipo EMLA) no son efectivas. No existen aún evidencias de que la punción ecoguiada disminuya el dolor en la punción arterial.

 

Arteria radial vs arteria humeral

No existen criterios de peso para determinar una arteria de elección. Arteria radial o humeral son igualmente válidas y seguras para la realización de la extracción de sangre arterial.

 

Conservación de la muestra y envío al laboratorio

Las muestras deben ser conservadas a temperatura ambiente y procesarlas en un tiempo máximo de 30 minutos. No debe conservarse en hielo (salvo que la sangre esté contenida en un tubo de vidrio).

El envío de la muestra al laboratorio puede hacerse a través del tubo neumático.

 

BIBLIOGRAFÍA

Ballesteros Peña S; Vallejo De la Hoz G; Apraiz Sánchez E; Arias Alegría L; De la Fuente Sancho I; Reglero García L; Romeu Bordas O. Guía procedimiento de punción arterial para gasometría. Vitoria, Gasteiz: Osakidetza-Servicio vasco de Salud, 2019. Descargar documento

 


Autoría: Sendoa Ballesteros.

Artículo con revisión editorial. No existen conflictos de interés en relación al presente artículo. Las opiniones expresadas son responsabilidad exclusiva de los/las autores/as y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de los/las editores/as. Artículo bajo licencia de Creative Commons: Reconocimiento 4.0 Internacional.

Este documento debe citarse como: “Ballesteros S. Procedimiento de punción arterial para gasometría: una guía basada en la evidencia [Internet]. Enfermería Activa del Siglo XXI: blog abierto; 10 de agosto de 2020. Disponible en: www.enfermeriaactiva.com”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *